2 comentarios el “A Tlalmanalco en medio de la contingencia.

  1. Mi madre teniá 11 años en el año de l935 aprox trabajo con un sacerdote de epellido gil, y nos comentaba que en en la parte baja del convento había un lugar donde castigaban a las monjas que tenían bebes y ella y su prima se encargaban de subir a la torre a tocar la campana siempre me recomendó visitar tlalmanalco, espero ir se ve muy bello

    • Esas historia son muy interesantes que bien vale la pena compartirlas y escribirlas; nuestros pueblos son bellos y cuentan con una riqueza patrimonial que uno no se había imaginado. El visitarlos nos cuestiona sobre cómo llegaron los frailes, cuantos, cómo se hizo obra monumental,la época etc. y se adentra uno al estudio y lectura de nuestra historia y cultura. Gracias por el comentario y perdón por la demora para contestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s